Artículos y Publicaciones

Transición Laboral 1 – Primeros pasos hacia el nuevo modelo de trabajo en los jóvenes

En medio de grandes cambios sociales, crisis económica y globalización de los mercados, estamos viviendo sin darnos cuenta una etapa de transición laboral hacia otro modelo, que aún no está claro para la mayoría de la gente. En este desconcierto están incluidos los jóvenes porque fueron entrenados y preparados para el anterior modelo, sobretodo en el nivel terciario de educación. Lamentablemente, sucede en la mayoría de las Universidades que después de muchos años de estudio, los jóvenes salen preparados para un mercado que ya no existe. Es por esto, que en su mayoría, se encuentran sin un trabajo concreto por mucho tiempo después de su egreso.

Deben ir entonces, por ensayo y error, probando diferentes soluciones temporales hasta lograr tener un trabajo, muchas veces de manera temporal. Actualmente las empresas contratan menos gente nueva y no les pueden asegurar un trabajo estable a sus empleados en ningún nivel. Las carreras de por vida en una sola empresa ya no existen. En un mercado globalizado lo que pasa en una parte del mundo influye en el resto, así que el cambio en los modelos de negocio es permanente e influye en la permanencia o no del personal y bajo qué condiciones lo harán.

Bajo estas circunstancias de pocas oportunidades de empleo fijo, ¿qué deberán hacer los jóvenes que estudiaron bajo un modelo de dependencia laboral?, ¿qué les podemos aconsejar?

Debemos partir de la premisa que ya de por sí los jóvenes buscan vivir bajo un modelo de mayor equilibrio entre trabajo y vida propia. Que no piensan dejar su vida productiva sólo en un trabajo y buscan disfrutar de la vida desde el ahora, no dejarlo para cuando sean mayores. Con este marco general, aconsejamos partir de la idea que todos somos dueños de nuestro propio destino, y debemos poner mucha energía y empuje propio para que las cosas se den. Las oportunidades no vienen solas, hay que buscarlas.

¿Conocen realmente al salir de la Universidad con qué fortalezas cuentan para enfrentar la vida laboral? La mayoría de las veces egresan con muchos conocimientos teóricos pero con escaso manejo de sus propias debilidades y fortalezas, que habrá que saber manejar para competir en el mercado. El desarrollo individual es esencial, saber para qué somos buenos y fomentarlo. En pocas palabras, lo esencial es desarrollar ese talento que cada quien tiene adentro para poder trabajar en algo que genere un ingreso, y a su vez pueda aportar un valor adicional al negocio.

Lamentablemente no se valora como antes el tener un “Título”, el presentar certificados de carreras hechas. Lo que se valora son las competencias de autodesarrollo, de propia creatividad y emprendimiento que aporten al negocio. El consejo para los jóvenes es autoanalizarse, identificar en si mismos para que son buenos y buscar desarrollarse en eso que les gusta, por lo que sienten pasión de manera continúa. Es decir, deben hacer aquello que los hace felices, es lo esencial. Deben autoanalizarse cada vez más y no esperar que vengan de afuera a decirles que deben hacer. La motivación al logro nace de uno mismo, la pasión por lo que nos gusta es lo que nos mueve pero siempre dentro de un marco de disciplina interna y dedicación.

El gran planteo es: si el mercado cambió, las instituciones privadas y del Estado también, las empresas ya no son como antes y las carreras que estudiamos en general solo se aplican parcialmente a esta realidad, ¿qué hacen los jóvenes, sólo protestar diciendo que no hay trabajo? Creo que la posición debe ser mucho más proactiva, buscar vías alternas de trabajo, crear redes laborales bajo una modalidad de trabajo más independiente y que pueda generar un ingreso, mientras esta etapa de transición nos lleve a pautas y normas compartidas más claras.

 

Autora: Alicia Bertoni