Artículos y Publicaciones

Prepárese para la próxima batalla: La batalla por el empleo

 

Una lección importante que hemos aprendido de las últimas crisis desde el 2000 hasta la fecha es el protagonismo que ha tomado el empleo, y principalmente su falta, como causa y efecto de las mismas. A medida que la globalización avanza se hace más fuerte la competencia por empleos formales entre los principales países.

Gallup considera que hacen falta 1.8 billones de empleos formales a nivel global para mejorar la situación actual de nuestra civilización. La tierra cuenta con 7 billones de personas, de los cuales 5 billones son adultos (15 años o más) y 3 billones de esos 5 billones se consideran potencialmente activos ( empleados o buscando empleo).

Tomando en cuenta que  existen en la actualidad 1.2 billones de empleos formales, tenemos un déficit de 1.8 billones de empleos, que para cubrirse significaría aumentar los empleos actuales en un 150%.

Esta población desempleada, alrededor del 50% de los potencialmente activos, es una población creciente que además de sobrevivir día a día recurriendo al trabajo informal, de a poco va perdiendo la esperanza de poder tener algún día un empleo formal. El descontento va en aumento y es un foco crítico de inestabilidad social.

Para los próximos 20 ó 30 años la batalla que deberemos enfrentar es la de la creación de empleos y crecimiento de PBI. El arma principal debe ser un nuevo tipo de liderazgo capaz de leer las nuevas reglas del mundo y comprender el poder económico de nuestras sociedades más allá del poder político y militar. Aquellas sociedades que logren comprender el ADN de la generación de empleos saldrán  fortalecidas.

Un componente fundamental de la batalla por el empleo deben ser los nuevos emprendimientos. Es imposible pensar en crear tantos puestos de empleo sin crear nuevas organizaciones que generen nuevos empleos. Es ahí donde debe estar el foco de nuestro líderes, en fomentar activamente políticas de ayuda al sector emprendedor y de pymes, permitiendo distribuir en el mapa mundial nuevamente empleos que se han visto concentrados y eliminados como consecuencia de la globalización los últimos años.

La batalla no será fácil, aún cuando se logren establecer nuevas políticas mundiales para generación de nuevos emprendimientos y empleos solamente aquellos que estén preparados podrán avanzar. Atrás quedó el empleo fácil y seguro. Sin distinción de edad, formación y habilidades, el  trabajo seguro ha desaparecido globalmente. 

Cada uno de nosotros deberá trabajar día a día para lograr un alto desempeño, por ser mejores, no solamente mejores empleados,jefes o dueños, sino mejores “personas”. En la batalla por el empleo es muy probable que en unos años debamos “medirnos” no solamente con seres humanos tremendamente competitivos sino hasta con “cyborgs” superiores físicamente al humano tradicional y donde nuestra espiritualidad será el gran diferenciador.

Tal vez en unos años podremos sentirnos como los atletas que han tenido que competir con Oscar Pistorius en días pasados en el mundial de atletismo. El corredor sudafricano, ha pasado de ser un “discapacitado” a un “supercapacitado” gracias a sus prótesis de fibra de carbono y ha logrado marcas impresionantes, al punto que el comité olímpico inicialmente  en el 2008 lo tuviera que descalificar por tener una “ventaja injusta” sobre “corredores de carne y hueso”. Luego de revertir su decisión se le ha permitido competir y estará en los juegos olímpicos del 2012.

La batalla por el empleo ya comenzó… ¿estás preparado?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *