Artículos y Publicaciones

Nueva gestión de Recursos Humanos en las empresas

Hay muchos factores y tendencias mundiales que afectan y marcan lo se que definiría como un mundo nuevo de acción para los encargados de manejar los Recursos Humanos en las empresas. Entre ellos, hay que tener en cuenta aspectos que afectan su gestión y a las personas a las cuales ellos deben prestarles servicios, que son sus directos clientes internos dentro de una organización.

Circunstancia que influyen en el trabajo de RR.HH.

En primer lugar está la tendencia tecnológica, que es la disponibilidad en cantidad de información con que se cuenta, la posibilidad de acceso a la misma, la globalización de información, los retos en el uso, la utilización de datos personales, la aparición que hace en los últimos años la biotecnología, la neurología y las funciones cognitivas. Necesariamente se nos plantea conocer mucho más sobre el comportamiento humano, cada día vemos más que los campos se mezclan, son híbridos, hay fusiones entre dos o más campos simultáneamente.

En paralelo a todos estos fenómenos hay también nuevos cambios en el manejo social y económico. Las decisiones no se toman con carácter nacional, sino regional. El sistema del mundo es cada día más complejo, una crisis en un país lejano, por ejemplo en Medio Oriente, afecta irremediablemente de repente a un país de Latinoamérica y viceversa. El mundo exige permanente innovación, producción y manejo financiero. Se le da valor a las soluciones ágiles y descentralizadas. Se exige rapidez de acción, velocidad de razonamiento, y que todo se relaciona.

Hay un crecimiento de la población de millones de habitantes en su mayoría en países en desarrollo, hay mayor esperanza de vida al nacer y por otro lado la población mundial está envejeciendo, ya se habla de una “4ta Edad”, de los 85 a los 104 años. Cambian los que eran los planes de Pensión y la Edad de Jubilación; hasta el núcleo social básico ha cambiado.

Esto nos lleva a que las jerarquías formales estén en desuso y se sustituyan por la capacidad de influir. El liderazgo no está basado ya en la formalidad sino en conocimientos, expertise y capacidad de influir, por eso necesitamos determinadas personas con determinadas competencias en las organizaciones. Cada día tienen mayor peso los datos duros, los números en las decisiones. Todo ahora esta basado en los números. Vivimos en en un mundo de valores de expectativas, de inflación de las expectativas a largo plazo.

A esto se le suma que el tema de la comunicación. El mundo  se comunica  muy rápido, de voz a voz, por redes  sociales, los grupos se forman por intereses específicos comunes, donde no importa la ubicación geográfica porque eso ya no influye. La difusión  de la comunicación es muy rápida por el desarrollo tecnológico al servicio de la agilización del trabajo y la colaboración. Debemos tener en cuenta el componente humano que pasa a ser muy importante, la interacción es siempre emocional. Aqui es donde entonces descubrimos que los coach y mentores son nuevas formas de liderazgo adecuadas a la nueva realidad.También saber relacionarse bajo la modalidad de equipo es fundamental, no funciona más la figura del jefe como líder.

Nuevo contexto requiere nuevas soluciones

Ante este panorama tan diferente al de algunos años atrás, ¿cúal es el perfil de un profesional de Recursos Humanos que necesitan las nuevas organizaciones?

No es un especialista, es un híbrido, es una persona de Recursos Humanos financiero que maneje números; que se mueva bien en ” el reino de lo híbrido”; que maneje bien la incertidumbre; que sepa mercadear y vender sus servicios  internamente; que pueda trabajar  con 5 generaciones distintas, con más mujeres en puestos de Dirección, con múltiples líneas de reportes en empresas más planas donde el lema diario es “trabajar más, mejor y más rápido”. Que maneje el cambio como una constante; que sea un experto en varias cosas; que maneje la diversidad, lo tecnológico, equipos multinacionales; enfrente la fuga de talentos; que balancee la inflación de expectativas y lo haga de manera más rápida, y además sepa convencer a su equipo y superiores  a asumir riesgos por las soluciones que elija para la gente, colaborando así con los objetivos del negocio.

Si nos vamos al diseño tradicional de los Departamentos de Recursos Humanos integrado por Especialistas en Reclutamiento y Selección, Administración de Personal, Compensación y Beneficios, Desarrollo Organizacional, Relaciones Laborales, etc. nos encontramos que funcionan en general como equipos no alineados y cuyas actividades, que realizan para sus clientes internos, reciben de estos quejas o las desconocen. Estos últimos alegan que reciben respuestas lentas de parte de Recursos Humanos, a veces desconectadas de la toma de decisiones del negocio porque no participan en las mismas. Esto nos lleva a revisar que no siempre RR.HH. participa de las reuniones estratégicas del negocio. Aqui hay que asumir que hay que ganarse el lugar adecuado y superar las propias carencias.Todo debe ser cuantificado tener indicadores y a su vez mostrado y vendido internamente. Esta forma de trabajar no lo hacia el tradicional Gerente de RR.HH. donde todo actividad se refleja y traduce en resultados  del negocio.

Si aplicamos lo que la organización necesita y las nuevas tendencias mundiales creo que caeríamos en tres grandes áreas a considerar:

1- Atracción y Compromiso

2- Liderazgo y Desarrollo

3- Reinvención e Innovación

Dentro de estas estarían las nuevas tendencias a seguir. Hay que pensar y trabajar en esto, estar más cerca del negocio y buscar participar, sentarse en la mesa de las decisiones del negocio, no ser más un simple espectador y esperar que los otros decidan.

 

Autora: Alicia Bertoni