Artículos y Publicaciones

7 increíbles lecciones que te deja correr un maratón

 

El 12 de Octubre de 2008 en Chicago corrí mi primer maratón completo, 42 kilómetros y muchísimo calor. Desde esa fecha hasta hoy han sido 2 más, Londres en 2009, Miami en 2010 y la media Maratón de Santiago este año 2011. Cada una ha tenido un significado especial más allá de lo deportivo-físico.

Siempre he buscado “atar” un maratón a alguna causa especial y recompensarlo con una semana de vacaciones al finalizarlo. Esto lo hago básicamente por 2 razones: aún cuando me gusta salir a trotar o hacer bicicleta de vez en cuando y siempre me ha gustado estar “en movimiento” a través de algún deporte, no me considero un deportista, no llevo la vida y no hago los sacrificios de un deportista, es por eso que mi entrenamiento y motivación debe estar pensada para “una persona normal”.

Hacer un maratón en 5 ó 10 minutos menos no es tan importante para mi como lo puede ser para alguien que busca los primeros lugares o clasificaciones. En cambio, saber que puedo ayudar o colaborar con alguna causa y que tendré una merecida recompensa al finalizar pueden ser 2 grandes motivadores para mantenerme en la preparación previa (donde si hay mucho sacrificio) y durante las varias horas de carrera.

Me gustaría compartir con ustedes las 7 principales lecciones que me dejó correr un maratón, y sobre todo el primero:

1. Tu plan es la guía

Una correcta planificación de objetivos y  plan de entrenamiento es fundamental. Tener por escrito cada día al levantarse el entrenamiento correspondiente a ese día es fundamental para ir sumando hacia el objetivo.

2. La mente es poderosa

Elegir una motivación que nos mantenga en rumbo más allá de los inconvenientes que se presenten es clave. Se presentarán muchos retos a lo largo del entrenamiento y el día de la carrera. Abandonar pasará por tu cabeza muchas veces. Debes estar comprometido con algo importante.

3. Expansión y Recuperación

Uno de los puntos más importantes relacionado con el entrenamiento físico es aprender que nuestro cuerpo aprende expandiendo la energía y recuperando. Descansar es tan importante como ejecutar. Sumado a una buena alimentación son la base para mantener la energía a lo largo del entrenamiento.

4. La vida es un maratón 

Una vez terminado un maratón puedes darte cuenta la similitud que tiene con tu vida. Debes prepararte para cumplir en el largo plazo , no quemarte en sprints de corta distancia, sobrellevar los obstáculos de la mejor forma y en el medio de todo eso disfrutar.La recompensa vale cada gota de sudor y tiempo invertido.

5. No existe el camino corto

He corrido maratones entrenando perfectamente y he corrido otros no cumpliendo el entrenamiento correctamente. Aún cuando he logrado terminarlos, si no estás correctamente entrenado lo sufrirás mucho más y adicionalmente puedes lastimarte.

6. El primer kilómetro es el más difícil

Como en todos los procesos que requieren salir de nuestra zona de confort, el comienzo es la parte más dura, sientes que no puedes, una vez pasados los primeros kilómetros tu cuerpo se acostumbra. Debes romper esa resistencia inicial. Para ser absolutamente sincero debo agregar que los últimos 5 de los 42 kilómetros también son muy duros, sin embargo, en ese momento tu mente es más fuerte que tu cuerpo. ¿Sabías que el transbordador espacial consume el 82% de su combustible disponible solo para vencer la gravedad y salir de la atmósfera terrestre?

7. Todos somos únicos

Aún cuando existen planes generales de entrenamiento, debes adaptar el mismo a tu personalidad, tu realidad y tus rutinas de vida, de lo contrario no podrás mantenerlo. Si puedes contar con un coach que te guíe a diario mejor todavía.

Exitos y espero que te sirvan estos tips como me sirven a mi a diario en mi vida personal y profesional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *